jueves, junio 21, 2007

Bicing

El bicing ha revolucionado la vida en Barcelona:

Chica en bicing. Foto obtenida de esta web.


El sistema es el siguiente:
  1. Pides el carnet de socio (con la oferta actual, 6 euros al año) en la página web de bicing.
  2. Te acercas a cualquiera de las 100 estaciones que hay repartidas por la ciudad
  3. Pasas la tarjeta por el lector y la estación te indica que bici coger.
  4. Coges la bici, vas hasta la estación bicing más proxima a tu destino, dejas la bici.
  5. Si tu trayecto ha sido inferior a 30 minutos, el alquiler de la bici te ha salido gratis; por los siguientes 30 minutos pagas 30 céntimos de euro.

Aquí, un ejemplo de cómo son las estaciones de bicing:

Esto del bicing es de esas cosas que los políticos deberían hacer al menos una vez al mes: implementar algo que tenga un efecto real sobre la vida de los ciudadanos. Es absurdo, pero la mayoría de las iniciativas políticas tienen un efecto nulo sobre la vida de la gente normal, la que se conforma con vivir, ir a trabajar, volver a casa y a veces, incluso ser feliz.

¿Y por qué digo que el bicing tiene un efecto real sobre las personas?

Porque ahora se ve mucha gente en bicicleta por la calle, y la mayoría van sonriendo. Son personas que seguramente no habían cogido una bici desde hace muchos años, y ahora, gracias a este servicio, la pueden coger siempre que quieren para hacer trayectos cortos, en lugar de coger el metro o el autobús. E ir en bici, como sabe todo el que la coja habitualmente, es mucho mas divertido que caminar, subir a un autobús o bajar a un metro.

Nota: el objetivo de hoy no era hablar del bicing, pero lo quería introducir para luego hablar de otro tema y me he enrollado en exceso. Conclusión: el otro tema queda pendiente para mañana.

3 comentarios:

cristina dijo...

como se nota que estas mas relajado y hasta hablas de "mañana"

Adrián dijo...

En gijón ese sistema lleva implantado tres años, y no se necesita pagar nada al mes ni al año ni nunca :)

Miguel dijo...

Pues vaya suerte que tenéis en Gijón! En Zaragoza casi es un delito ir en bici...