martes, junio 05, 2007

Estrategias vitales: siga a las minifaldas

Tras este breve paréntesis post-depósito, he recuperado la energía suficiente para volver al estilo de post al que os tenía habituados, esos textos de los que todos vosotros extraéis enseñanzas útiles para vuestras vidas y que realmente justifican que vengáis a leerme. Hoy, para hacer más suave la transición entre el post-quejica y el post-útil, simplemente voy a describir algo de todos conocido pero que nunca viene mal recordar (no, hoy tampoco voy a hablar de esa pregunta que cada día nos hacemos todos los que llevamos gafas: ¿dónde me las pondría si no tuviera orejas?).

Cuando en la vida uno se encuentra ante un largo pasillo en el que decenas de personas luchan por avanzar, cuando en un rebaño hay fuertes y hay débiles, es necesario tener las ideas claras y actuar en consecuencia. Además, si en ese mismo pasillo sin fin hay gente que va contracorriente, seres humanos que toman rutas alternativas sin importarles las consecuencias que eso tendrá sobre los que le rodean, las estrategias vitales cobran si cabe mayor importancia. Por eso, antes de entrar en un pasillo de paredes infinitas, hay que pararse un momento, respirar, y tomar decisiones. De otra manera, tu vida se puede ver abocada a seguir el camino de la derrota, o lo que es peor: a no llegar nunca a su destino. Cualquiera que haya cogido el kilométrico transbordo entre las líneas verde y amarilla del metro de Barcelona sabrá a ciencia cierta de qué estoy hablando....

Yo, personalmente, en mi vida intento siempre maximizar la efectividad, lo que en los pasillos del metro se traduce en colocarme justo detrás de una chica con minifalda. Que nadie piense mal... No es la complacencia visual lo que me lleva a colocarme detrás de las chicas con minifalda, sino el siguiente algoritmo que he desarrollado a lo largo de las pocas ocasiones en que cojo el metro:

(a mayor número de puntos, mayor es el deseo de colocarme detrás de ellos al comenzar el pasillo del transbordo)
  • turistas: -10 puntos
  • adolescentes: + 5 puntos
  • raperos: -5 puntos
  • pantalones caídos: -10 puntos
  • móvil en la mano: -20 puntos
  • leyendo: -5 puntos
  • zapatillas deporte, pantalon corto: +10 puntos
  • chandal: +5 puntos
  • minifalda: +20 puntos
  • zapatos de tacón: -10 puntos
La lógica detras de estas puntuaciones es clara, pero para evitar malentendidos voy a explicar los 20 puntos positivos que siempre le otorgo a las minifaldas. Es de todos sabido que, de la misma forma que ningún conductor en su sano juicio intenta adelantar a dos camiones al mismo tiempo, el truco para avanzar rápido en un pasillo no es correr mucho sino encontrar huecos por los que adelantar. Por tanto, el objetivo es siempre colocarse detrás de alguien que no bloquee pero que al mismo tiempo nadie desee adelantar. Un turista bloquea, porque va despistado, y todos los que van detrás de él tratan de adelantarle, formando lo que se conoce como cuello de botella (la anchura del pasillo es limitada). Sin embargo, las chicas de minifalda suelen llevar un buen ritmo, y al mismo tiempo nunca encuentras gente a su rebufo intentando adelantar a la mínima oportunidad (la mayoría de ellos desean justamente lo contrario, seguir siempre detrás de ella). Así, si al salir del vagón logras colocarte en las inmediaciones de una minifalda, tienes garantizado que al llegar al pasillo interminable se abrirá un hueco ante la chica, y así tú y ella avanzaréis armoniosamente por esos metros de seguridad que os rodean. Eso sí, en el algoritmo hay que tener en cuenta que uno puede avanzar todavía más rapido si va de minifalda en minifalda (y camino porque me toca), adelantando a una únicamente cuando se tiene localizada a otra más adelantada. Esta es la estrategia vital que me permite llegar siempre puntual a mis citas. Si la aplicáis, vuestra vida se llenará de éxitos.

Ahora que lo pienso, he olvidado un factor que podría hacerme avanzar por el pasillo a velocidades próximas a la de la luz: ponerme yo mismo una minifalda. Empiezo a mirar los modelos de esta temporada, y la semana que viene coloco aquí fotos para que me recomendéis con cuál quedarme.

6 comentarios:

Gon dijo...

Tanga de leopardo es mejor. Pruébalo, la gente se aparta.

Acuérdate de no depilarte.

(A mí me funciona, y el metro de Madrid debe estar por un estilo).

Miguel dijo...

Y si juntas tu técnica con la técnica "no llevar ropa interior", estoy seguro de que conseguirás resultados mucho más satisfactorios.

Ra y Mon dijo...

Miguel, ¿te refieres a llevar el tanga de leopardo de Gon pero sin ropa interior?

Miguel dijo...

No no, me refiero a llevar una minifalda sin ropa interior. Y si pasas distraidamente por una rejilla de las que saca aire hacia arriba, eclipsarías a la mismísima Marilyn Monroe :)

kilt-metropolitano dijo...

¿Eres hombre o mujer? Yo, hombre, he ido en minifalda por el metro, como puede verse aquí: http://es.youtube.com/watch?v=8QTtWASG-hU Mi experiencia me dice que no irías más rápido, sino más lento. En efecto, siempre te das cuenta de que hay alguien, especialmente otro hombre, que quiere seguirte obsesivamente, lo que me cabrea cantidad (al contrario si es una mujer, pero ellas no lo hacen obsesivamente, sino que sólo tratan de sacarte una foto, lo cual no me molesta); así, en los pasillos del metro por ejemplo, al pararme para que me adelanten y así hacer que dejen de seguir pegados a mi culo como quien dice, en vez de adelantarme se paran también, disimulando, mirando un letrero informativo por ejemplo; tampoco soporto que quieran ponerse detrás mío justo en el momento de ir a subir por la escalera mecánica, como para fotografiarme con la mirada o incluso con una cámara; ahí ya te puedes parar para que pase delante, pero hasta que se deciden puede pasar un tiempo considerable. Si es una chica no me preocupa si me ve el culo, pero un tío no, que gay no soy. Tratar de evitar esos hombres mirones o que buscan no sé qué, me hace perder tiempo.

JULIO PONCE dijo...

las minifaldas NO provocan a los hombres, todo esta en la mente de los hombres,el pecado NO esta en las minifaldas sino en la mente de los hombres mañosos., las mujeres NO tienen la culpa que algunos hombres sean pervertidos es injusto echarles la culpa de eso.,nuestro señor jesucristo dijo cualquiera que mira a una mujer para codiciarla ya adultero con ella en su corazon(lee la biblia) el pecado esta en nuestra mente y NO en las mujeres., solo los verdaderos hombres sabemos respetar alas mujeres., todas las mujeres merecen respeto sin importar como se vistan o como sean.,para preguntas y comentarios escribame: poncejulio2001@mixmail.com