lunes, octubre 30, 2006

¿Para qué sirvo?

Hoy hemos estado durante unas seis horas sin conexion a Internet. Como otros días en situaciones similares, sin saber muy bien por qué - en teoría hay muchas cosas que se podrían hacer sin Internet- en el laboratorio se ha creado un ambiente festivo tipo "el profesor ha faltado y no estamos obligados a estudiar". Esto debería ser cuestion de profundo análisis para algún experto en la materia...

Yo hoy no me siento experto en nada, así que simplemente quería comentar un pensamiento propio de un día en el que he tenido demasiado tiempo para pensar: ¿para qué sirvo?

Ampliaré el concepto: en caso de que el mundo volviera a una situacion más "primitiva", ¿qué podría hacer yo (o vosotros)?

En la época actual, se podría decir que mis habilidades/conocimientos son apreciados, incluso catalogados como "útiles". En la mayoría de los casos esto se debe a que casi nadie sabe qué hago (lo desconocido siempre es sobrevalorado), pero aún admitiendo que mi trabajo sirva para algo, ¿qué me ocurriría si de repente desaparecieran los ordenadores? ¿o a los abogados si ya no hubiera un sistema legal? ¿o a los profesores de natación si a nadie le interesara nadar?

El símil que más me gusta utilizar para ilustrar este pensamiento es el siguiente: si me llevaran al pasado -pongamos la Edad Media- ... ¿sería capaz de aportar algo al conocimiento y desarrollo de la epoca?

No sé más matemáticas/física/química que los científicos de la Edad Media. De los temas en que sí que sé más de lo que sabían en esa época, no sería capaz de demostrar nada, y por lo tanto no conseguiría convencer a mis coetaneos edadmedianos. Además, no tengo conocimientos prácticos útiles para esas circustancias (no sabría crear el motor de explosión, ni operar una apendicitis, ni mejorar las técnicas de construcción de las casas, ...), y si me dedicara a trabajos normales de esa época (por ejemplo, agricultura) no lograría cosechas muy brillantes ya que, me duele decirlo, a mí se me mueren hasta los bonsais.

No quiero enrollarme más de la cuenta. Supongo que mi mensaje se puede resumir en una línea: "piensa en algo que hacer antes de que un rayo cósmico te envíe al pasado. Una vez allí puede ser demasiado tarde..."

Yo hoy me voy tranquilo a casa porque he logrado dar con mi profesión útil: seré cocinero. No sé si los espaguettis con tomate les gustarán, pero a mí me salen riquísimos. Aunque ahora que lo pienso... no estoy seguro de si en esa época ya se habían inventado los espaguettis. Por si acaso... ¿alguien me puede decir cómo se "fabrican"?

(sí: los días sin Internet me afectan mucho)

6 comentarios:

Javifields dijo...

Ortega: "Yo soy yo y mis circunstancias".
Es decir, ser no es existir independientemente, sino lo contrario: ser es una relación entre las cosas ("mis circunstancias") y yo. Sin "mis circunstancias" yo no soy yo. Sin "yo", no hay circunstancias...

Miguel dijo...

Yo creo que sería un inútil integral. Si casi lo soy en la actualidad! jejeje.

No, ahora en serio, tú Ramón podrías ser escribano de la corte real o algo así, escribiendo las epopeyas de los soberanos y sus batallas. Y yo, pues... supongo que también sería un cocinero mucho mejor que la media, o secretario.

Piensa que también podemos introducir conocimientos que nos ganarían un puesto importante en la sociedad: la higiene como método preventivo en la salud (y en todo en general), como contables de cualquier corte/negocio seguro que también serviríamos, no sabremos más matemáticas que los genios de la edad media (los había en la edad media?), pero sí que seríamos excelentes matemáticos para la época.

Piensa que las mentes más brillantes estaban dedicas en exclusividad a pensar sobre si Jesús, Dios y el espíritu Santo eran uno o tres, así que tenían el terreno de las artes/ciencias muy abandonado.

Eso sí, como nos tuviéramos que dedicar a algún trabajo manual, lo llevábamos claro...

PD: estreno mi nueva identidad, Tigorz, pues Tig, miguel y Maragues estaban ya cogidos :(

Miguel dijo...

Anda, pues me pone nombre miguel, que bien, pensaba que iba a poner el nombre de mi cuenta.

Ra y Mon dijo...

javi, entonces... ¿cuando cambian las circustancias también cambia el "yo"?

Si a mi alguien me secuestra y me deja en medio de una selva virgen, sigo siendo yo. Lo unico que un yo mucho menos preparado para esas circustancias que para mi vida habitual. Yo lo veo como dos procesos independientes: uno es mi yo y otro son las circustancias en las que el yo tiene que vivir. Y mi duda es precisamente esa, ¿en cuantas circustancias posibles mi yo sería útil?

Claro, que también habría que definir el concepto de utilidad...

Miguel, eso es cierto: yo también podría dedicarme a discutir sobre Dios, Jesús y el misterio de la santísima trinidad. El único problema que veo es que acabaría en una hoguera tras mi primer discurso... ;-)

cristina dijo...

por desgracia te aclaro tu destino (y el mio) en la edad media....sin gafas no valdriamos para practicamente nada asi que mas te valdria ser filosofo o algo que no requiriese de ese sentido

yo tambien me apunto a lo de cocinera admeas creo que "gracias" a ser mujer lo tendria mas facil para ser cocinera (eso si como me tocase coser jaaj)

Iván Payá dijo...

Indudablemente, yo no podría ser otra cosa que bufón. Ahora, creo que debería tener la boca cerrada durante unas semanas hasta descubrir cuál es el humor (=payasadas) que triunfaba en aquella época. Y es que si les canto "vivo con tu madre, en un castillo..." de La Hora Chanante, cinco segundos después me veo corriendo delante de una masa enfurecida armada con palos y antorchas...

Abrazos!!